Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

largo

12 mitos y realidades sobre los vehículos eléctricos en Colombia

Claves para aprovechar esta tecnología

La movilidad sostenible continúa posicionándose cada vez más en la agenda pública y privada del país. En Colombia ya se está avanzando en la construcción de un ecosistema de movilidad eléctrica; la oferta de productos sigue creciendo y se dio un paso importante en el marco normativo con la expedición la resolución número 160 de 2017 del Ministerio de Transporte, la cual aclaró y reglamentó el registro y la circulación de vehículos automotores tipo ciclomotor, tricimotor y cuadriciclo.

Esta normativa significó un avance para los usuarios de este tipo de vehículos pues se definieron las categorías, lineamientos normativos que facilitan a las personas conocer sus derechos y deberes, lo cual es un logro positivo.

Si bien se ha avanzado en la materia, hay una serie de mitos y conceptos que se han posicionado en el pensamiento colectivo y que en muchas ocasiones están alejados de la realidad. Por tal motivo Auteco electric y Starker, su marca de movilidad eléctrica, presenta unas aclaraciones y desmitificaciones en torno al tema.

Mito 1: “La bicicleta eléctrica es lo mismo que un ciclomotor eléctrico”

Realidad: falso. Estas son dos categorías distintas de vehículos eléctricos, por lo tanto, tienen  condiciones y regulaciones diferentes. En esta infografía del Ministerio de Transporte y cuadro de definiciones para entender más.

Mito 2: “Mi bicicleta de pedaleo asistido eléctrica necesita SOAT, placa y licencia de conducción”

Realidad: falso. Los usuarios de bicicletas eléctricas como las Stärker tienen los mismos derechos y deberes de un ciclista convencional: no necesitan registrar su vehículo, ni adquirir SOAT o tener licencia de conducción.

Mito 3: “Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido no pueden transitar por la ciclorutas”

Realidad: falso. Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido SÍ pueden transitar por la cicloruta o vías destinadas o de uso exclusivo para las bicicletas convencionales.

Mito 4: “Con el ciclomotor eléctrico que compré ya no puedo transitar por la ciclorruta”

Realidad: verdadero, porque tras la expedición de la resolución 160 de 2017, los ciclomotores eléctricos -ver cuadro de definición-, que en Auteco siempre llamamos skutys y motos, deben hacer uso de la vía pública al igual que otros vehículos automotores.

Mito 5: Con la nueva reglamentación estoy más seguro.

Realidad: verdadero. La nueva reglamentación que expidió el Ministerio de transporte (resolución 160) da mayor seguridad a los nuevos usuarios porque tieen su vehículo registrado a su nombre (en caso de cualquier inconveniente) y además, tienen seguro que los protege (SOAT).

Mito 6: “La ley no exige ningún tipo de elementos de protección para los conductores de vehículos eléctricos”

Realidad: falso. Los elementos de protección personal que se exigen por ley para el caso de las bicicletas de pedaleo asistido son los mismos de una bicicleta convencional, es decir, casco y el uso de prendas reflectivas.

Para el caso de ciclomotores eléctricos son los mismos que se exigen para una motocicleta, es decir, casco y chaleco reflectivo entre las 6:00 p.m. y las 6:00 a.m. Para recorridos por carretera se recomienda el uso de chaqueta, guantes, botas y pantalón especial.

Mito 7: “Un ciclomotor eléctrico me puede dejar tirado en cualquier momento porque se le acaba “la pila””

Realidad: falso. Como la mayoría de dispositivos electrónicos de los vehículos stärker tienen un indicador de carga el cual hay que monitorear permanentemente. Estos vehículos cuentan con una autonomía de entre 40 y 60 km, es decir, se podría ir desde Bogotá hasta Zipaquirá sin riesgo de quedarse varado en su ciclomotor eléctrico.

Mito 8: “Es muy difícil encontrar un lugar para recargar los vehículos eléctricos livianos como ciclomotores y bicicletas”

Realidad: falso. Tanto las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido como los ciclomotores eléctricos necesitan un tomacorriente de 110 voltios/66 Hz. Es decir, se pueden recargar directamente con el sistema eléctrico con el que contamos en nuestras casas, en el caso específico de Colombia. El tiempo de carga dependerá del vehículo. También se están popularizando centros de carga en lugares como centros comerciales y universidades.

Mito 9: “Tener un vehículo eléctrico es muy costoso”

Realidad: falso. Contrario a lo que la mayoría podría pensar, este tipo de vehículos son incluso más baratos que vehículos de combustión de dos ruedas, no solo al momento de la compra, sino en el uso y mantenimiento.

Aunque el gasto de energía varía dependiendo de la ciudad, el estrato socioeconómico y por intensidad de uso, el sobrecosto mensual de energía no será significativo, representando un ahorro notable frente a la compra de gasolina, cambios de aceite y mantenimiento cada cierto tiempo o kilometraje de los vehículos por combustión. En el caso de Stärker, el precio de las bicicletas de pedaleo asistido oscila entre $1.290.000 y $4’990.000 y los ciclomotores tienen un precio promedio de $3.490.000.

Mito 10: “Los vehículos eléctricos son más complicados e implican más cuidados que los de combustión. Además, hay que saber mucho de tecnología para conducirlos” 

Realidad: falso. Los vehículos eléctricos no necesitan cambio de aceite o algún otro procedimiento que implique manipular el motor del vehículo. Al poseer menor cantidad de piezas tienen menores posibilidades de fallo y al no contar con engranajes, no tiene piezas que sufran desgaste mecánico por funcionamiento.

Debido a su motor sin escobillas genera menos vibraciones que un vehículo de combustión y no produce ruido, brindando una experiencia de conducción más suave y agradable; esto, sin contar que no emiten gases contaminantes.

Así mismo, no se necesita tener ningún tipo de conocimiento previo en materia tecnológica para conducir uno de estos vehículos. Simplemente se deben seguir las instrucciones y las recomendaciones del equipo dispuesto en el punto de venta.

Mito 11: “Los ciclomotores y bicicletas eléctricas no se pueden usar cuando llueve, si se mojan se dañan”

Realidad: falso. Tanto las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido como los ciclomotores eléctricos se pueden mojar y por ende, ser usados bajo la lluvia. El motor, la batería y el controlador son resistentes al agua en condiciones normales de movilidad.

Mito 12: “Los ciclomotores eléctricos tienen menor potencia y velocidad máxima y no me dan el mismo rendimiento que una motocicleta de combustión”

Realidad: verdadero. La mayoría de los ciclomotores actuales no entregan la misma potencia y velocidad tope que una motocicleta de combustión y esto puede ser una ventaja en materia de seguridad por la velocidad que desarrollan. Además, son vehículos diseñados para recorridos urbanos y la velocidad y autonomía que ofrecen son suficientes. Hay algunos modelos más sofisticados que inclusive superan el desempeño de los vehículos de combustión.