Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

largo

El 2017 no ha sido un año fácil para la economía del país, debido a la fuerte devaluación del peso, el incremento del costo en cuanto a calidad de vida, además de la incertidumbre política; parámetros que afectan directamente al sector automotor con un mercado que viene desacelerando. Según cifras entregadas por el RUNT (Registro Único Nacional de Tránsito) la venta de las motocicletas en todas sus categorías ha caído cerca de un 13% en lo corrido del año, sin embargo, Royal Enfield prosigue en su conquista de todas las regiones del país como la mejor alternativa colombiana en el segmento de la mediana cilindrada.

Con un mercado tan competido por grandes marcas y una categoría como la del segmento medio, que se ha visto afectada en un 30%, Royal Enfield ha logrado una oportunidad de crecimiento de un 77% respecto al 2016 en cuanto a su posicionamiento, ya que la gran mayoría de sus consumidores han conseguido en la marca inglesa un estilo de vida diario, usando este vehículo como medio de transporte principal y no exclusivamente como una alternativa de diversión.

A partir de este parámetro se crea un espacio en el mercado de un motociclismo diferente, con una propuesta en la que prevalece la comodidad y el estilo “El mercado ya no nos ve como una marca solo de recreación sino como una excelente alternativa de transporte en la ciudad. Esto es muy positivo, pues nos ha ayudado a crecer de la manera que lo hemos hecho, siendo una de las pocas marcas de motocicletas que se da el lujo de estar creciendo en un mercado tan golpeado por la economía y a su vez tan competido” asegura Mauricio Salazar, Country Manager de la marca en Colombia.

“Tenemos la confianza que cada vez más colombianos nos considerarán dentro de sus primeras opciones de compra cuando piensen en cambiar su motocicleta actual” afirma Mauricio.

La marca inglesa con producción en la India empezó a funcionar en Colombia en el 2015 con dos puntos de venta en las ciudades principales, Bogotá y Medellín. Tras dos años desde su llegada sigue ganando participación de mercado en el país y celebra su crecimiento expandiendo su cobertura nacional a lo largo del 2017 con la inauguración de 4 nuevas tiendas (Bello, Ibagué, Montería y Villavicencio) y 3 multimarca (Bello, Ibagué y Montería), como parte de la estrategia de ampliación de un mercado que busca satisfacer las necesidades de los amantes de las dos ruedas. A su vez, Royal Enfield planea abrir un punto en la ciudad de Pasto, llegando a cubrir con esta gran parte del sur de Colombia con más de doce tiendas repartidas en: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Montería, Valledupar, Bello, Boyacá, Ibagué y Villavicencio.

Estas aperturas y proyectos de expansión son la respuesta a la buena aceptación que ha tenido la marca desde su llegada, y una prueba de que la fábrica de motos más antigua del mundo continúa creyendo en el desarrollo económico de Colombia “seguiremos aumentando la presencia de la marca en todo el territorio nacional, no solo con nuevos puntos de venta, sino también con una robusta red de servicio postventa, de manera que nuestros usuarios puedan salir a explorar el país con la seguridad que, en caso de alguna eventualidad, cuenten con una atención dispuesta a solucionar cualquier imprevisto” asegura el Country Manager de Royal Enfield.

Actualmente, a lo largo del territorio nacional ruedan alrededor de 2000 motocicletas Royal Enfield, ubicadas su gran mayoría en las ciudades principales, lo que genera una mayor visibilidad e interés de parte de los ciudadanos por adquirir una.

Los buenos resultados obtenidos hacen que se acerque cada vez más a su propósito de convertirse en la marca líder de mediana cilindrada dentro del territorio nacional, en los registros de RUNT se posiciona como la cuarta opción, entre los 250cc y 750cc, elegida por los amantes de las motocicletas “Es muy positivo saber que con tan poco tiempo en el mercado, ya  estemos compitiendo mano a mano con las 4 marcas japonesas más tradicionales del país” continua Mauricio.

“Esperamos cerrar el año con más de 1000 unidades vendidas, una cifra récord para la marca en Colombia; y una cifra que nos dejaría con un 12% de participación de mercado en el segmento medio, versus un 5% que teníamos hace un año” agrega el Country Manager, Mauricio Salazar.

La marca inglesa apenas comienza a escribir su historia en el país, en Colombia hay un espacio sin explorar por las marcas tradicionales que buscan lanzar la moto más rápida, potente y grande; y que para el 2018, Royal Enfield continuará desarrollando, ofreciendo productos más sencillos para quienes eligen una opción de motociclismo puro y diferente, encaminado hacia un estilo de vida. “Seguiremos enfocados en desarrollar el segmento medio con nuestro portafolio actual. Aún hay mucho por crecer y todos nuestros esfuerzos estarán enfocados en extender este potencial” finaliza el County Manager de Royal Enfield.